Coleccionismo de juguetes raros y bootleg

El coleccionismo de juguetes raros y bootleg es una afición que consiste en la recopilación de juguetes que son difíciles de encontrar, inusuales o que tienen un valor especial.

Los juguetes raros pueden ser juguetes descatalogados, juguetes de ediciones limitadas o juguetes que se fabricaron en pequeñas cantidades. Los juguetes bootleg son juguetes que son copias de juguetes originales, pero que se fabrican sin el permiso del propietario de la marca.

Los coleccionistas de juguetes raros y bootleg suelen estar motivados por una serie de factores, como:

  • La nostalgia: muchos coleccionistas se sienten atraídos por los juguetes raros y bootleg porque les recuerdan su infancia.
  • La rareza: los coleccionistas disfrutan de la búsqueda de juguetes que son difíciles de encontrar.
  • El valor: los juguetes raros y bootleg pueden ser muy valiosos, lo que hace que la afición sea atractiva para algunos coleccionistas.

Los coleccionistas de juguetes raros y bootleg suelen ser personas que tienen una gran pasión por los juguetes. Suelen ser conocedores de la historia de los juguetes y pueden identificar rápidamente las piezas raras y valiosas. Suelen ser llamados “adictos al plástico” por su pasión por los juguetes. Esta denominación puede ser una forma despectiva de referirse a los coleccionistas, pero también puede ser una forma de reconocer su amor por los juguetes.

Aquí hay algunos ejemplos de juguetes raros y bootleg que pueden ser coleccionados:

  • Juguetes descatalogados: juguetes que ya no se fabrican, como los juguetes de los años 70, 80 y 90.
  • Juguetes de ediciones limitadas: juguetes que se fabricaron en pequeñas cantidades, como los juguetes de lanzamientos especiales o los juguetes promocionales.
  • Juguetes bootleg: juguetes que son copias de juguetes originales, como los juguetes fabricados en China.

El coleccionismo de juguetes raros y bootleg es una afición que puede ser muy gratificante. Los coleccionistas pueden disfrutar de la búsqueda de juguetes raros y valiosos, así como de la construcción de una colección que refleje su pasión por los juguetes.

El perfil de los coleccionistas “bootleg”

En general, estos son personas de la generación del 70/80/90 apasionadas por los juguetes y su historia popular. A menudo, estos coleccionistas tienen una gran cantidad de conocimientos sobre la historia de los juguetes y las diferentes marcas que han existido a lo largo del tiempo.

Además, son perfiles de personas muy creativas. A menudo, estos coleccionistas crean sus propios diseños de juguetes o personalizan los juguetes existentes para hacerlos únicos. Pueden ser muy dedicados a su afición. A menudo, estos coleccionistas están dispuestos a gastar grandes sumas de dinero para adquirir piezas raras o únicas para su colección.

Bazares, tiendas especializadas y mercadillos

Los lugares donde se da caza a este tipo de adquisiciones suelen ser tiendas físicas, en donde se puede palpar mejor el género. Los bazares multiprecio son el paraiso del bootleg, pero también existen tiendas especializadas en este tipo de juguetes, además de juguetes vintage, que no son bootleg, pero son productos descatalogados muy difíciles de encontrar y altamente cotizados. Muchos de estos establecimientos tienen paradas en ferias urbanas, mercadillos en las principales capitales que reunen a los aficionados y cazadores de tesoros.

Por ejemplo, en Barcelona existe el Mercat Dominical de Sant Antoni, en donde podemos encontrar desde juguetes de segunda mano hasta objetos de coleccionismo de edición limitada (además de comics, sellos, revistas, numismática, discos, videojuegos retro…). Otro punto de gran interés en esta ciudad catalana es el mercado de Masadas, o “el canódromo”, que se celebra sólo el primer domingo de cada mes.

Aquí os dejo un enlace interesante, y un par simpáticos vídeos de unos cazadores de tesoros en su salsa:

Mercadillos de juguetes en Madrid y otras ciudades

Artículos recientes

Set tetera + té negro english breakfast.